0

Rungvisai quita invicto y título mundial supermosca al Chocolatito González

19 mar 2017
02h08
  • separator
  • comentarios

El retador tailandés Srisaket Sor Rungvisai aprovechó su mayor tamaño y poder de puños y derrotó al ahora exinvicto campeón del peso súper mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el nicaragüense Román "Chocolatito" González, por la vía de la decisión mayoritaria en 12 episodios.

El combate se llevó a cabo en el "Madison Square Garden", en Nueva York, en donde los jueces dieron calificaciones de 114-112, 114-112 para Rungvisai y 114-114.

Puntuaciones que no fueron bien acogidas por los aficionados que presenciaron la pelea, mientras que los periodistas tampoco tenían en sus apreciaciones como ganador al nuevo campeón mundial.

González sufrió una herida en el párpado derecho en el tercer asalto de la pelea cuando ambos boxeadores chocaron sus cabezas y la hemorragia le duró el resto del combate.

Desde el primer asalto Rungvisai, de 30 años, impuso el ritmo de pelea al mandar a la lona a González en la primera ronda, caída que sería la que al final le iba a costar la derrota y lo que pesó en la decisión de los jueces.

El púgil nicaragüense trataba de cerrar fuerte cada episodio, pero el tailandés por su mayor estatura salía de la zona de peligro con sólo un movimiento de piernas y anulaba el ataque de González, que era más querer que poder.

La diferencia de envergadura unido a la falta de una táctica certera de combate de parte de Gonzalez, que parecía estar en mala forma física ya que desde el noveno episodio bajó el ritmo sobre el cuadrilátero, se juntaron para que sus posibilidades de victoria se fuesen esfumando.

El excampeón nicaragüense hizo la pelea desde el cuarto hasta el sexto episodios, pero su poder de ataque no dañó al tailandés por su mayor estatura y corpulencia.

A partir del séptimo episodio González se resintió del mayor esfuerzo realizado y el efecto del poder de puños de Rungvisai, lo que al final lo dejó vacío para las últimas tres vueltas de la pelea, que era las que necesitaba ganar de cara a recuperar la caída que sufrió en el primero.

No le llegaron las fuerzas y aunque puso de nuevo una gran valentía al final no fue suficiente para convencer a los jueces, que se decantaron por el mayor poder del nuevo campeón del mundo.

Al concluir la pelea Rungvisai dejó su marca en 46-1, con 38 nocáuts, y González lo vio caer a 42-4-1, con 38 fueras de combate.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad