publicidad
24 de enero de 2013 • 10:44 AM • actualizado a las 11:25 AM

Florentino retoma el mando

  • MADRID
 

Desde que José Mourinho llegó al Real Madrid, Florentino Pérez se apartó de los focos. Dejó el escenario al técnico portugués al que concedió plenos poderes. Mourinho decidió, entre otras cosas, cómo organizar la política de comunicación del club. Nada de ruedas de prensa de los jugadores. Hablaría él. Él era el protagonista, el centro de atención. El objetivo, decía, era quitar presión a los jugadores. Como si el Real Madrid fuera lo mismo que el Oporto, el Chelsea o el Inter.

Los focos han sido todos para el técnico. Lejos de ellos se ha mantenido el presidente en los últimos dos años y medio. A diferencia de sus anteriores mandatos, Florentino Pérez quiso mantenerse al margen. Ha ido compareciendo sólo en citas puntuales: algún acto con algún patrocinador, alguna firma de convenio de la Fundación, las comidas de Navidad con los medios y las asambleas de socios compromisarios.

“No es mi norma hablar del día a día del club. Tampoco venir a desmentir las cosas del día a día, pero esto ya no es una cosa del día: a quién ficho, con quién como. Cuando se traspasa la línea de la ética aquí me tendrán en frente defendiendo a esta institución” , ha dicho esta mañana en una comparecencia improvisada para desmentir la información de un periódico sobre un supuesto ultimátum de los capitanes al club –“O Mourinho o nosotros”-.

Ni siquiera en los momentos de más tensión con el Barcelona (y los proclamas del técnico portugués contra una supuesta conjura arbitral) ni siquiera cuando Mourinho le puso un dedo en el ojo a Tito Vilanova, Florentino Pérez consideró oportuno aparecer para defender una institución con más de 110 años de historia.

Esta mañana sí ha roto el protocolo. Sus comparecencias siempre se programan con antelación. No la de hoy en el palco del Bernabéu. El club informó en su web a las 10.30 que el presidente citaba a los medios a las 13 horas en el estadio. A las 13.01 apareció. Con rostro serio y el tono de voz bastante más bajo de lo habitual.

"Mentiras que desestabilizan"

“Para que quede claro quiero decir que es rotundamente falso que en la comida con los capitanes del martes, se plantease ningún tipo de ultimátum respecto al entrenador ni nada que se le parezca”, dijo el presidente blanco. Repitió en varias ocasiones la palabra “mentira” y que el objetivo es desestabilizar al club y a los jugadores. Habló de que se había traspasado la línea de la ética y que eso le había obligado a comparecer ante los medios.

Desde hace un mes Florentino Pérez sabe que parte de la plantilla está cansada de Mourinho y de su forma de gestionar las cosas. Y eso que siempre le han apoyado públicamente. Se lo dijeron los capitanes después de la derrota en Málaga. A eso no ha querido contestar Florentino Pérez esta mañana. ¿Le consta que buena parte de la plantilla está cansada de cómo gestiona el equipo Mourinho?, le preguntaron. “He venido aquí única y exclusivamente a desmentir una información que es falsa y tiene como objetivo, por conseguir objetivos personales, desestabilizar una institución que tiene más de 110 años de historia”.

“Esta noticia se publica por una supuesta rotura…”, le insistieron. “No sigas, no pierdas el tiempo. La información que se publica hoy después de un día tan importante y me imagino que había otros temas es que los capitanes han dado un ultimátum al club, es mentira”, contestó de nuevo. ¿No había oído esta información antes? “Yo oigo de todo, que como con Falcao, que voy a fichar a un tío, que se va otro, que le subimos el sueldo a uno y otro no. Pero hoy quiero hablar de una sola cosa, que alguien ha publicado una información que es mentira”.

En las últimas semanas a Casillas e Higuaín, por ejemplo, se les preguntó por el futuro de Mourinho. “Dijiste en verano que si te quedaste en el Madrid también fue por Mourinho… ¿le pedirías ahora que se quedara?, le preguntaron al Pipa. “Ahora mismo es el técnico del Madrid, tiene contrato, me imagino que seguirá, pero no estoy en su cabeza ni en sus decisiones”, fue su respuesta. ¿En caso de que Mourinho siguiera, te replantearías tu continuidad en el club?, le preguntaron a Casillas. “No sé lo que tiene decidido. Tiene contrato. Y yo también. Mi ilusión es cumplirlo. Me gustaría poder retirarme aquí”, contestó el capitán. 

Terra