NFL

publicidad
04 de enero de 2013 • 11:40 AM • actualizado a las 11:41 AM

Análisis: Arranca el dramatismo de los playoffs en la NFL

La historia reciente muestra que el reposo en la primera semana de los playoffs ya no es tan relevante para apoyar las ambiciones de los equipos.
Foto: Getty images
 

Los equipos de la NFL que disputarán la ronda de wild cards abren la postemporada decididos a buscar el título, sin el temor de antaño por perder una semana de descanso.

Green Bay enfrentará a Minnesota mientras que Seattle visitará a Washington en la Conferencia Nacional. En la Americana, Cincinnati se medirá a Houston e Indianápolis a Baltimore.

La historia reciente muestra que el reposo en la primera semana de los playoffs ya no es tan relevante para apoyar las ambiciones de los equipos. En seis de las últimas siete campañas, uno de los equipos que disputaron el Super Bowl no descansó en la primera semana de la postemporada. Y cinco de esos conjuntos terminaron ganando el título de la NFL.

En consecuencia, es posible que Green Bay no haya tenido un real inconveniente cuando perdió la posibilidad de descansar al caer el domingo ante Minnesota.

Algo parecido le ocurrió a Houston, que tuvo un revés peor: perdió los privilegios de descansar la primera semana y de jugar en casa toda la postemporada de la Conferencia Americana debido a los tres descalabros en sus últimos cuatro encuentros.

Por supuesto, el entrenador de los Texans, Gary Kubiak, reconoce que todo puede cambiar en una semana dentro del fútbol americano profesional. Si un cambio se produce y se mantiene por un mes, ello puede llevar a un equipo al campeonato.

"Así es la vida y es parte del fútbol americano", manifestó Kubiak. "¿Cómo se jugó la última semana? ¿Cómo se jugó en las últimas semanas? ¿Qué se ha logrado últimamente? Este es nuestro mundo. Entendemos eso, y (si) no han salido bien las cosas en las últimas semanas, esperamos mejorar".

Nadie mejor que Green Bay sabe cómo lograr esa mejora. Hace dos años, los Packers llegaron a duras penas a la postemporada, después ganaron tres partidos de visitante y al final conquistaron el título con la victoria sobre Pittsburgh.

"Siendo honesto, yo hubiera preferido una semana de descanso", dijo el receptor de los Packers, Jordy Nelson. "Pero nosotros mismos nos pusimos en esta situación en la campaña. No fue nada más el último partido".

"Este último partido nos trajo muchas secuelas así que... vamos a salir a jugar. Cueste lo que cueste, tenemos que ganar de aquí en adelante", apuntó.

Green Bay tiene la oportunidad de reivindicarse el sábado en la noche contra Minnesota en el Lambeau Field. Si los Packers hubieran ganado el domingo a los Vikings, estarían sentados en casa este fin de semana viendo a los Bears jugar de visitantes contra San Francisco.

En cambio, tendrán que ir a un ambiente de tundra y enfrentar al rey de los acarreos Adrian Peterson, que los eludió, los embistió y les pasó por encima para un total de 199 yardas en una actuación que puso a los Vikings en la postemporada.

Los Vikings no tenían oportunidad de lograr la semana de descanso; ni nunca fueron aspirantes al título de la División Norte de la Conferencia Nacional. Pero les place seguir con vida, a sabiendas de que los Steelers, Colts, Packers y Giants (dos veces) recorrieron recientemente la ruta más larga para alcanzar el campeonato de la NFL.

"Lo grandioso de los playoffs es que una vez que estás dentro, todo puede pasar", dijo el defensive end Jared Allen. "Uno ve que esto ocurre todo el tiempo; los equipos se enrachan y terminan ganando el Super Bowl".

Algunos equipos ya están enrachados. Denver ha ganado 11 encuentros consecutivos y logró el máximo puesto en la Conferencia Americana. Washington llega con una racha de siete triunfos al partido del domingo en que recibirá a Seattle, que ha ganado cinco al hilo.

En cuanto a los cuatro equipos que descansan este fin de semana, claro que tiene ciertos aspectos positivos pasar un tiempo sin actividad. La vez pasada que Denver y Atlanta estuvieron de descanso fue el 21 de octubre, en tanto que San Francisco y Nueva Inglaterra lo estuvieron el 4 de noviembre. Es mucho tiempo sin reposo.

"Por supuesto que agradezco la semana de descanso. Es la ruta más corta a donde queremos llegar", dijo el linebacker de Denver, Von Miller. "Definitivamente queremos aprovechar esta semana de descanso; descansamos y revisaremos algunas cosas que hicimos bien, algunas cosas que hicimos mal durante la campaña".

"El propósito es simplemente ajustar el barco a fin de estar listos para la parte más importante de la temporada", advirtió.

En efecto, la semana de descanso les ofrece la oportunidad de ponerse más saludables, en particular a los 49ers, quienes están preocupados por su astro, el defensive lineman Justin Smith, que sufrió un desgarro parcial en el tríceps izquierdo.

Sin embargo, también existe el peligro de entumirse, como le ocurrió a Green Bay en la campaña anterio, una situación que aprovecharon los Giants.

Lo mismo pasó con los Falcons una temporada antes, y los Packers los vapulearon.

La dinámica es interesante. Algunos entrenadores y jugadores prefieren simplemente concentrarse en el juego, sobre todo cuando sus temporadas han terminado favorablemente como las de los Broncos, Redskins, Seahawks y Vikings.

Otros conjuntos ambicionan la semana de descanso porque significa que serán locales en su primer partido de la postemporada. Eso tampoco es garantía de nada: al menos un equipo con semana de descanso ha perdido su partido de la ronda divisional en cada una de las siete postemporadas anteriores.

 

 

Síguenos en twitter
Hazte fan en facebook

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.