publicidad
28 de enero de 2013 • 06:07 AM • actualizado a las 06:26 AM

Derrota incontestable en el Bernabéu

4-0. Cristiano, con tres goles, impone la lógica ante el Getafe
Foto: Agencia EFE / © EFE 2013. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.
  • Madrid
 

Más allá de la falta de Carvalho a Moyá en el primer gol, y resaltando que el Getafe aguantó bien las embestidas blancas en la primera parte, la derrota de ayer de los azulones en el Bernabéu es incontestable.

Poco pudieron hacer los de Luis García ante las contras del segundo tiempo, cuando el mejor jugador de sus filas fue Miguel Ángel Moyá, a pesar de los cuatro goles encajados. Nadie sabe qué hubiera ocurrido si el primer tanto blanco de Ramos, tras la falta al portero de Carvalho, no hubiera subido al marcador. Pero, como dijo el propio Luisgar en rueda de prensa, poco importa si después marcaron otros tres.

Tras la derrota de ayer, el Geta se queda undécimo en la tabla, en tierra de nadie, con 26 puntos, tras haber sumado sólo 6 de los últimos 21 puntos disputados. 

Pero, por si fuera poco, el partido deja otras dos bajas más de cara al encuentro frente al Deportivo del próximo sábado, y es que Lopo y Miguel Torres se lo perderán por sanción tras ver ayer la quinta tarjeta amarilla.

Con esas dos bajas por sanción, más las de los lesionados Lafita, Mané, y Pedro León, con Michel entre algodones (como reconoció el entrenador), y con Barrada y Lacen en la Copa África, de nuevo los azulones deberán sobreponerse para romper la racha de resultados y conseguir la primera victoria de 2013.

Terra