Copa Sudamericana

publicidad
06 de octubre de 2011 • 04:37 AM • actualizado a las 04:38 AM

Con dosis de suerte, Aurora vence al Vasco 3-1 en Cochabamba

El Aurora goleó 3-1 al Vasco da Gama y viajará a Río de Janeiros más tranquilo.
Foto: AFP
 

El boliviano Aurora doblegó 3-1 al brasileño Vasco da Gama, con una dosis de suerte, en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Sudamericana disputado este miércoles en el estadio Félix Capriles, en la ciudad de Cochabamba (centro de Bolivia).

Los goles para los locales fueron convertidos por el paraguayo Aquilino Villalba (49), el criollo Augusto Andaveris (56) y el ariete colombiano Jair Reinoso (73). Bernardo había abierto el marcador para los visitantes a los 40.

Vasco, que ya tiene garantizada su participación en la próxima Copa Libertadores de América en su condición de campeón de la Copa de Brasil, llegó al partido con 15 jugadores, buena parte de ellos suplentes.

En el encuentro en Cochabamba, bolivianos y brasileños, desde los primeros minutos, jugaron de igual a igual.

El equipo de Bolivia apeló a sus volantes, el argentino Fernando Sanjurjo y Ronald Segovia, como creadores de los ataques, a cargo del colombiano Jair Reinoso y el paraguayo Aquilino Villalba.

La delantera llevó el balón con ímpetu, pero la última línea defensiva del "Gigante de la Colina" apagaba todo intento de abrir el marcador. Por ello, los bolivianos optaron a disparos de media distancia, sin éxito.

Los brasileños depositaron su confianza en la creación de su volante Bernardo y, como ariete, en el corpulento Patric.

El encuentro, que en la cancha se veía igualado, generó a la vez varios roces entre los jugadores y faltas, mientras el árbitro, el peruano Georges Buckley, intentaba apaciguar los ánimos caldeados, sacando varias tarjetas amarillas.

Los vascaínos se fueron asentando en la cancha y estuvieron más cerca del primer gol.

A los 29 minutos Bernardo cobró una falta con buena dirección, pero el portero de Aurora, el argentino Pablo Lanz, despejó con los puños. A los 35 Patric desbordó por derecha, disparó al arco y el meta despejó con dificultad.

El técnico de los bolivianos, Julio César Baldivieso, cambió al volante Gonzalo Galindo por el delantero Augusto Andaveris, pues entendía que necesitaba mayor contundencia en el ataque para abrir el cerrojo de los cariocas.

Sin embargo, una jugada fortuita permitió que Vasco da Gama abriera el marcador en el minuto 40.

Un jugador brasileño disparó al arco sin peligro, pero el arquero Lanz, de buena actuación hasta ese momento, calculó mal el rebote y el balón le pasó por encima. Bernardo aprovechó la mala pisada y metió el esférico al fondo del arco, a pesar de que el meta intentó un desesperado manotazo.

A los 49 los bolivianos igualaron el marcador con otra jugada accidental. Cobraron un tiro de esquina y el balón tuvo varios rebotes en el área chica entre jugadores de ambos equipos. Cuando el delantero Villalba intentó rematar, lo hizo con dificultad, pero esto engañó al portero Fernando Prass.

El gol fue como gasolina que insufló ánimos en el equipo "celeste" de Bolivia. A los 56, Andaveris aprovechó un pase de cabeza de su compañero Villalba, para rematar de izquierda y vencer al arquero brasileño.

Vasco reaccionó y se lanzó al ataque, pero el portero Lanz conjuró varios gritos de gol.

Reinoso aumentó el marcador a 3-1 cuando aprovechó un rebote del esférico detrás de un defensor brasileño para rematar de derecha, ante la sorpresa de Prass.

Los bolivianos lograron remontar el marcador, se defendieron en los últimos minutos con desesperación e incluso intentaron aumentar el marcador.

El partido de vuelta se disputará en Rio de Janeiro el 26 de este mes, cuando se definirá el boleto para cuartos de final. El contrincante para la siguiente fase saldrá del duelo entre el peruano Universitario de Deportes y el argentino Godoy Cruz.

AFP AFP - Todos os direitos reservados. Está proibido todo tipo de reprodução sem autorização.