inclusão de arquivo javascript

¿Es ya hora de que en el fútbol se confronte la epidemia de racismo? | ¿Quién lleva la delantera?
¿Es ya hora de que en el fútbol se confronte la epidemia de racismo? | ¿Quién lleva la delantera?

¿Quién lleva la delantera?

¿Es ya hora de que en el fútbol se confronte la epidemia de racismo?

0 Comentario

Joseph Blatter. Getty Images

Pude sentir la frustración en su voz. Kevin-Prince Boateng había decidido sentar un precedente. No era la primera vez que él había tenido que encarar el racismo y ya no lo iba a soportar más. El mediocampista del AC Milán tomó una determinación y, a mi manera de ver, se convirtió en un héroe.

Durante nuestra conversación telefónica de 15 minutos, en una entrevista exclusiva para CNN, pude darme cuenta que Boateng no solamente se sentía frustrado, sino que estaba disgustado por ver que las autoridades futbolísticas no están haciendo lo suficiente para combatir el racismo.

El estaba furioso porque en la actualidad no exista una regla o ley que permita a jugadores o equipos retirarse del campo de juego si son el blanco de insultos racistas.

El jugador de 25 años – nacido en Alemania pero que ha representado a Ghana, el país de su padre – me dijo que lo volvería a hacer. No importa que sea en la Liga de Campeones o una final de la Copa Mundial, él se retiraría del campo de juego si los fanáticos lo volvieran a insultar.

Esta afirmación debería servir como una advertencia a las entidades reguladoras como la FIFA y la UEFA. Existe una buena posibilidad de que en un futuro próximo se pueda abandonar un partido, si un equipo decide protestar en contra de la discriminación. Desafortunadamente, esta es una advertencia que con toda seguridad ellos no van a tomar seriamente.

¿Por qué? Bueno, ¿Sí oyeron lo que dijo Sepp Blatter, presidente de la FIFA, el domingo pasado? El jefe del fútbol tuvo la audacia de declarar que él no aprobaba la decisión de Boateng de retirarse del terreno de juego, o “salir corriendo” como él lo denominó. 

Añadió, además, que sienta un precedente muy peligroso para el futuro cuando un jugador sale de la cancha.

¿En qué estaba pensando? ¿Ha sido Blatter alguna vez víctima del racismo? ¿Alguna vez lo han discriminado? Lo dudo. Entonces, ¿Cómo pudo este hombre tener el descaro de decir algo así?

Si algo debió decir el presidente de la FIFA, era que él no quería ver que se abandonaran partidos, pero que en extremas circunstancias, como las del jueves en Italia, él siempre apoyaría a los jugadores. Los jugadores tienen sentimientos que merecen ser tenidos en cuenta.

La UEFA tampoco es que se haya destacado mucho de frente a este último escándalo de racismo. Ellos ni siquiera lo registraron o se refirieron al hecho de alguna forma.

A mi manera de ver, las entidades reguladoras del fútbol dejaron escapar una oportunidad de oro para llamar la atención sobre este aspecto, y aparecer como que sí entendieran cuáles son los verdaderos problemas del fútbol.

¿Juego Limpio en materia financiera? Sí, es importante. Pero, ¿Cómo es que la protección de la integridad de los jugadores no es una prioridad aún mayor? Simplemente no lo entiendo.

Para ser francos, espero que haya otro Boateng. Y otro. Obviamente, no quisiera ver más incidentes de racismo en el fútbol, pero si ocurrieran, quisiera ver a los jugadores adoptar una posición.

También espero que algunos de los grandes patrocinadores del fútbol prestaran atención. Podría ser que la única forma para que las entidades reguladoras reaccionen, es si las compañías amenazaran con retirar los cientos de millones de dólares que invierten en este deporte. No se debería llegar a este punto, pero de pronto el dinero hable más fuerte que la moralidad. Otra vez.

Entonces, ¿Yo qué haría si pudiera marcar la diferencia? Sencillo. En el momento en que haya cualquier tipo de canto o comportamiento racista por parte de los hinchas en las tribunas, el equipo tendría que jugar 5 partidos a puerta cerrada.

Si volviera a suceder, entonces serían 10 partidos. También les daría a los jugadores y equipos, el derecho a retirarse del campo de juego si se sintieran amenazados por los fanáticos.

Obviamente, se tendría que aplicar el sentido común, y el árbitro tendría que aprobar la decisión, pero los deportistas necesitan tener más poder y deben tener la oportunidad de defenderse.

Como añadidura a estas 2 medidas, haría que todas las federaciones le dedicaran parte de su presupuesto anual a establecer campañas anti-discriminatorias.

Obviamente, no todas las federaciones podrían contribuir al mismo nivel, pero cada pequeña iniciativa ayudaría a educar e informar a la gente alrededor del mundo.

Estos sencillos cambios, podrían hacer la diferencia. Jugar partidos a puerta cerrada les costaría a los equipos millones de dólares, al tiempo que la educación siempre va a tener un efecto en la gente.

Así que, bien hecho, Kevin-Prince Boateng. Ud. se ha convertido en un pionero. Al sentar un precedente, ha logrado que lo escuchen y esperamos que más colegas suyos también reaccionen en contra del abuso. Este no debe tener cabida en el juego bonito.

Publicado por: Pedro Pinto, Presentador de World Sport en CNN

Logo CNN 88x38

Pedro Pinto Pedro Pinto

Pedro Pinto

Pedro Pinto es presentador del canal de televisión CNN International desde Londres. Pinto cuenta con gran experiencia en el futbol de Europa. English Version




comparte y suscríbete al blog



Sorry, your browser does not handle frames!<a href="http://www.terra.com.br/"> terra </a>

 
 
Leia também X ¿Podrá alguien detener a España en la Copa Mundial del 2014?