Liga Francesa

publicidad
13 de septiembre de 2013 • 06:04 AM

La liga de los millones francesa aumenta el público en los estadios

 

La millonaria competencia entre el París Saint-Germain y el Mónaco por hacerse con los fichajes más caros ha aportado un nuevo aire al campeonato galo, que ha visto como la inversión en jugadores se traduce en un incremento del número de abonados.

En cifras generales, el número de abonados ha crecido ligeramente, con 238.502, unos 2.000 más que la pasada temporada, una tendencia bien acogida en la Liga de Fútbol Profesional en tiempos de crisis.

Los equipos que más dinero se han gastado en fichajes son los que más han ilusionado a su público y los que más han incrementado sus abonados.

Los responsables del campeonato apuntan que la subida se atenua por el hecho de que los tres clubes que han ascendido (Mónaco, Guingamp y Nantes) tienen menos arrastre popular que los tres que han bajado (Nancy, Brest y Troyes).

El PSG es el que más tajada saca de esta tendencia alcista. La llegada del uruguayo Edison Cavani para unirse a la constelación de estrellas compradas con los fondos cataríes ha permitido al club de la capital lograr su récord histórico de abonados, 33.100.

De esta forma, el club se asegura tener lleno el 73,5 % del Parque de los Príncipes, con capacidad para 45.000 espectadores.

El año pasado, cuando comenzó a conformarse el actual equipo, el PSG atrajo a 28.197 abonados, una tendencia al alza que se ha agudizado.

Su principal rival histórico en lo que a apoyo popular se refiere es el Olympique de Marsella, que no ha podido seguir la estela de fichajes del PSG, pero que con su modesto proyecto ha incrementado el número de abonados.

El Velódromo, que se encuentra en obras de acondicionamiento para albergar en 2016 partidos de la Eurocopa, contará con 32.000 abonados, 2.000 más que en la pasada temporada y muy lejos de su récord histórico, los 44.000 que tenía a principios de siglo.

El único que ha plantado cara al PSG en el terreno de los fichajes millonarios ha sido el Mónaco, de la mano de Radamel Falcao o de James Rodríguez.

El conjunto del Principado es, sin embargo, el que menos abonados tiene de toda la primera división, algo que se explica por la poca población del Estado.

Lo que no impide que el proyecto del multimillonario ruso Dimitri Rybolovlev haya logrado el récord histórico de abonados, 3.524 que apenas llenarán el 20 % de las más de 18.000 plazas del Luis II.

También consiguió su mayor número de abonados el Niza, 11.500, gracias en buena medida a su flamante nuevo estadio.

Entre los que perdieron público destaca el Montpellier, campeón hace dos años y que ha visto caer el interés que había logrado el año pasado. Los más de 12.000 abonados que tuvo se ha quedado en menos de 8.500.

El Lyon, que no parece mantener el estatus de gran club que tuvo hace unos años, está muy lejos de su récord de 26.000 abonados que data de la temporada 2006/2007 y para la presente campaña tendrá que conformarse con algo más de 12.000.

Ligera caída también en el Lille, que sigue siendo el tercer club de Francia con más abonados pero que pierde 2.000 de los 30.500 que tuvo el año pasado, cuando logró su récord en su recién estrenado estadio.

Como curiosidad, el Guingamp, modesto equipo que acaba de subir a primera, consigue casi multiplicar por tres su número de abonados, hasta alcanzar los 9.600, más que habitantes tiene la ciudad que da nombre al club.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.