publicidad
25 de diciembre de 2012 • 07:22 AM • actualizado a las 07:25 AM

El Zaragoza pasa por fin una feliz Navidad

Foto: Agencia EFE / © EFE 2012. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.
 

 

Este año, la plantilla del Real Zaragoza sí que puede pasar realmente una feliz Navidad. Después de 3 temporadas navegando por los puestos de descenso y con unas puntuaciones incompatibles con cualquier cuenta hacia la salvación, ahora, el equipo se encuentra clasificado en una zona cómoda y con 22 puntos, que auguran una segunda vuelta más tranquila. Da vértigo repasar los datos del Real Zaragoza en las últimas temporadas. El equipo aragonés ha pasado las tres últimas navidades en puestos de descenso, con unas sensaciones negativas y con malos augurios para la Segunda vuelta. Todo lo contrario que en la presenta temporada. Desde que el Real Zaragoza recuperara la categoría no se han pasado unas navidades tranquilas. En diciembre del 2009, el equipo era penúltimo con 12 puntos en 15 partidos. La pascua del 2010 se pasó como colistas con 10 puntos en 16 partidos y la pasada temporada el equipo también iba último con 11 puntos en 17 jornadas, faltando por sumar el partido de la huelga.

En esos inicios de campaña tan convulsos, el baile de entrenadores fue constante. Gay sustituyó a Marcelino un partido antes del parón, Aguirre sustituyó a Gay en la jornada 12 y Jiménez llegó a Zaragoza un 31 de diciembre.

Este año todo ha comenzado mejor, 7 victorias y 1 empate en 17 partidos permiten soñar con un final de curso mucho más tranquilo que los pasados, aunque de momento, el zaragocismo puede brindar también con un motivo futbolístico. Los datos a repasar en estas fechas dejan unos números positivos en muchos aspectos. Por ejemplo, el equipo sería el tercer clasificado en una teórica tabla a domicilio, el delantero centro lleva 8 goles, la plantilla no necesita reforzarse de una manera drástica como en los últimos mercados de invierno y la afición ha recuperado la ilusión. El único lunar negro en esta campaña son los cinco partidos que se han perdido en La Romareda -todos ellos por 0-1- y que no permiten al Real Zaragoza soñar con cotas más altas.

Terra