Fútbol

publicidad
26 de noviembre de 2012 • 12:19 PM • actualizado a las 12:31 PM

Guardiola no dirigirá a la selección de Brasil

Pep no planea dirigir la selección de Brasil.
Foto: Getty Images
 

Pep Guardiola no contempla la opción de hacerse cargo de la selección brasileña. El técnico, que se encuentra junto a su familia en Nueva York disfrutando de un año sabático, no tiene previsto interrumpir su temporada de descanso para hacerse cargo de la canarinha tras la salida de Mano Menezes. Según fuentes de su entorno consultadas por Terra, Guardiola no ha valorado la posibilidad de cambiar su decisión inicial de disfrutar de un año de descanso en la Gran Manzana junto a su mujer, Cristina, y sus hijos Marius, Marina y Valentina.

El futuro de Pep parece más cercano a la Premier League, concretamente al Manchester City, donde ya han desembarcado dos hombres de su confianza: el ex director deportivo Txiki Bergiristáin y antiguo dirigente azulgrana Ferrán Soriano. Guardiola prometió a su familia que tras concluir su periplo en el Barcelona, al que ha dirigido durante cinco temporadas, se alejaría del fútbol para descansar y dedicarles más tiempo y ha cumplido su palabra mudándose a Nueva York. Aceptar la oferta brasileña significaría romper la promesa que hizo a los suyos.

A Guardiola le halaga el interés de la CBF, pero entiende que es una responsabilidad hacerse cargo de una selección desconocida para él a 18 meses de la disputa del Mundial como anfitrión. Aunque es cierto que a Pep no le gusta atarse con contratos largos, por lo que firmar con Brasil hasta la conclusión del Mundial no sería un problema, también lo es que la prioridad de Guardiola es el trabajo diario y participar en las tomas de decisiones, desde el área del fútbol base hasta el primer equipo.


Trabajar con Brasil significaría hacerse cargo de un grupo con el que sólo podría trabajar en periodos cortos y distanciados de tiempo, lo que no seduce al ex técnico del Barcelona. No le asusta la responsabilidad de ser el primer seleccionador extranjero de la historia de la selección de Brasil, pero prefiere no acelerar plazos y completar el año sabático con los suyos para regresar a los banquillos al inicio de la próxima temporada, preferiblemente a Inglaterra, ahora que el idioma tampoco supondrá un obstáculo para su familia después de residir un año en Estados Unidos.

Otro de los nombres que ha trascendido en las últimas horas como posible candidato al banquillo brasileño es Jose Mourinho, que tiene contrato con el Real Madrid hasta 2015, pero pocos en la Casa Blanca apuestan por su continuidad. Si gana la Champions, su objetivo prioritario, parece que se irá triunfante como ya hiciera en el Inter. Y si no la gana, todo apunta a que será el Real Madrid el que prescindirá de sus servicios. A Mourinho, que ya sondeó la posibilidad de dirigir a Portugal en la repesca para la Eurocopa 2012 mientra dirigía al Madrid, le atraen los grandes retos y el de asumir la dirección de Brasil en su Mundial como anfitrión sin duda lo sería. El inconveniente es que la CBF debería esperar, como mínimo, hasta el mes de junio, cuando finalice la temporada.