Fútbol

publicidad
24 de diciembre de 2012 • 09:03 PM

Cuauhtémoc Blanco manda mensaje de Navidad y Año Nuevo

Cuauthémoc Blanco.
Foto: Especial

Primero que todo quiero expresar mi alegría por jugar un torneo más con Dorados. Estoy muy contento de continuar jugando para un gran equipo en el que me siento muy a gusto. Esperemos que el Clausura 2013 sea un gran torneo para nosotros.

Hoy dejaré el fútbol a un lado y les contaré un poco cómo celebro la Navidad y el Año Nuevo.

Siempre para la navidad hacemos cena en mi casa con toda mi familia, mis papás, mis hermanos, mis tías. Siempre disfrutamos la gran comida que prepara mi mamá. Ella cocina romeritos, pierna, ensalada de manzana, entre otras delicias, las cuales disfrutamos todos.

 La navidad es una gran oportunidad para pasarla en familia, ya que cuando estoy en temporada de fútbol es difícil verlos a todos.

El año nuevo normalmente lo paso en Acapulco con unos amigos, y este año no será la excepción. Estaré disfrutando de las bellas playas del Pacífico mexicano donde puedo descansar y compartir con buenas amistades.

Para terminar, quiero enviar un mensaje a todos mis seguidores. Les deseo una Feliz Navidad, que cenen rico y pasen un rato agradable con sus familias. También les deseo un feliz año nuevo, y los mejores augurios para el próximo año. Sobre todas las cosas, les deseo que tengan buena salud, que es lo más importante.

Un saludo especial a los hinchas de Dorados, a toda la afición de Culiacán, con quienes estaré compartiendo el próximo semestre. Les deseo una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo y que disfruten de la compañía de sus familiares. Mi mayor deseo es lograr el título con Dorados y ascender a primera división.

Regresaré con ustedes el 7 de enero. Feliz Año y recuerden… coman frutas y verduras!

Consulta todos los Blogs de Cuauhtémoc Blanco

Cuauhtémoc Blanco hace un balance del año futbolístico

El récord de Messi y mi experiencia con Miguel Calero

Así viví las finales del futbol mexicano

Los Xolos serán campeones del Apertura 2012

América no tiene los argumentos para ser finalista

Terra