Fútbol

publicidad
08 de marzo de 2013 • 12:35 PM

Condenan a exportero Bruno a 22 años de cárcel por asesinato

Bruno también fue condenado de mantener como rehén al hijo de la pareja.
Foto: AP
 

El ex arquero de Flamengo Bruno fue condenado por la muerte de su antigua novia y sentenciado a 22 años de cárcel.

En la conclusión de un juicio que fue primera plana en todo Brasil, un jurado de cinco mujeres y dos hombres lo halló culpable de ordenar la muerte de la modelo Eliza Samudio, cuyo cadáver nunca fue hallado. Según versiones, descuartizaron su cuerpo y alimentaron a perros con sus restos.

Bruno también fue condenado de mantener como rehén al hijito de la pareja.

El acusado también había sido condenado por secuestrar a la mujer y obligarla a abortar. Estaba cumpliendo una sentencia de cuatro años y seis meses en ese caso. Después de una disputa judicial, la madre de Samudio fue designada tutora del niño.

"Esperaba más (penal)", comentó la madre de la modelo, Eliza Samudio, a la prensa local después de la sentencia del viernes. "Se la dieron fácil".

Los abogados de la defensa dijeron a los medios locales que anticipaban una condena, pero que apelarán.

El juez dijo que la sentencia de Bruno fue reducida debido a su confesión. Según la ley brasileña, podría gozar de cierta libertad en tres a cuatro años, dependiendo de su conducta en la prisión. La pena máxima en Brasil es de 30 años.

Bruno, de 28 años, fue capitán del equipo de Flamengo que ganó la liga brasileña en el 2009. Se rumoreaba que podría ser transferido al fútbol europeo e incluso aspirar a una plaza en la selección nacional.

"Estos delitos recibieron mucha atención no solamente debido a que uno de los acusados era un famoso futbolista sino también por la trama y por el misterio de dónde se escondieron los restos de la víctima", dijo la sentencia leída por la jueza Marixa Fabiane Lópes Rodrígues.

Dayanne Rodrígues, exesposa de Bruno, fue hallada inocente del secuestro de Samudio porque el jurado concluyó que ella actuó presionada por Bruno y otros. El año pasado, un amigo de Bruno y otra exnovia fueron hallados culpables en el caso.

Bruno admitió el jueves por primera vez que sabía sobre la muerte de Samudio pero negó haber ordenado que la mataran. Aunque dijo sentirse culpable de la muerte de la mujer y admitió que se había beneficiado a causa de ella, culpó a un amigo de haber matado a la modelo de 25 años.

En el 2009, cuando Bruno se lucía como arquero, Samudio dijo a la policía que estaba embarazada de él y que Bruno y otros la secuestraron para obligarla a abortar. Ella se negó y el niño -hoy de tres años, también bautizado Bruno- nació saludable. Pero la modelo desapareció poco después en junio del 2010 y en diciembre de ese año Bruno fue declarado culpable de aquellas acusaciones.

Los investigadores dijeron en ese entonces que el jugador estaba involucrado en un plan que atrajo a la mujer de Río de Janeiro a una finca en el estado de Minas Gerais con la promesa de que él reconocería al niño y le daría a ella un departamento. Cuando llegó allí, supuestamente los cómplices de Bruno la mataron y alimentaron con sus restos a los perros que merodeaban la propiedad.

Síguenos en twitter
Hazte fan en facebook

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.