Boxeo

publicidad
18 de noviembre de 2012 • 02:54 AM • actualizado a las 10:37 AM

Broner detiene a DeMarco y obtiene título ligero

Broner no tuvo piedad del mexicano
Foto: Reproducción

Adrien Broner detuvo al mexicano Antonio DeMarco en el octavo round para llevarse el sábado el cinturón de peso ligero por el CMB en el Boardwalk Hall.

 

Broner (25-0, 21 nocauts) dominó desde el principio, castigando a DeMarco (28-3-1, 21 nocauts) hasta que la esquina de éste arrojó la toalla. El árbitro Benji Esteves paró la pelea cuando habían pasado 1:49 de ese asalto.

Broner, de 23 años y oriundo de Cincinnati, conectó un gancho de zurda que se estrelló en la mandíbula de DeMarco y obligó al púgil de 27 años a hincarse con una rodilla. Mientras Broner se iba a una esquina neutral, Esteves se acercó para empezar el conteo. Entonces la esquina de DeMarco le pidió que detuviera el combate, a lo que el mexicano protestó.

"Estoy orgulloso de DeMarco por pelear como peleó", afirmó Gary Shaw, promotor del mexicano. "Pero Broner tiene todo. Podría ser el próximo Floyd (Mayweather, Jr.)".

Broner tomo el control del pleito en el quinto episodio, al castigar a DeMarco con uppercuts y derechazos rectos que se estrellaron en su rostro y le generaron un moretón bajo el ojo izquierdo después de que ya tenía otro bajo el derecho. Cuando sonó la campana DeMarco caminó con desaliento a su esquina.

"Lo estaba sacudiendo y metiéndole presión hasta abatirlo", dijo Broner. "Cuando yo venía a esta pelea sabía que iba a ser un pleito de clase mundial. Pero sabía que él no tenía las capacidades para vencerme".

"Quería expresar algo esta noche y lo hice", agregó. "Definitivamente fue el rival más difícil que he enfrentado. Era fuerte y podía recibir golpes".

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.