publicidad
13 de septiembre de 2012 • 07:07 PM

Monisha Kaltenborn, la "dama de hierro" del equipo Sauber

Sauber, el equipo de Monisha Kaltenborn, ocupa el sexto lugar del Mundial de Constructores de la F1.
Foto: Getty Images
 

Monisha Kaltenborn nunca pensó que el futuro la colocaría como la primera mujer jefe de equipo en la historia de la Fórmula 1. Mientras crecía a los pies del Himalaya al norte de India, su sueño era ir al espacio, sin embargo, terminó ligada a otra actividad que también requiere tecnología de punta. Es actualmente la jefa ejecutiva de Sauber y una de las principales responsables del éxito del modesto equipo, que se encuentra sexto en el campeonato de constructores de 2012.

Kaltenborn llegó a Sauber en 2000. En esa época, la dirigente que emigró hacia Austria a los ocho años de edad, ya era formada en Derecho en la Universidad de Viena y tenía un posgrado en derecho internacional de negocios en la Facultad de Economía de Londres.

La mujer trabajaba como consultora financiera de Fritz Kaiser, hasta ese entonces uno de los acciones de Sauber. Cuando la sociedad se rompió, Peter Sauber le ofreció empleo. Ella aceptó, y después de ser jefa del departamento legal y miembro del consejo directivo del equipo, se convirtió en la primera jefa ejecutiva de la historia de F1.

Desde entonces ella se convirtió también en la primera mujer en participar de una entrevista oficial Pre-Gran Premio de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y se adueñó de un tercio de las acciones de Sauber. El restante sigue perteneciendo a Peter, que cedió una parte a su colega en 2012 como un "regalo", sin dinero involucrado.

Lo más importante, es que en breve se convertirá en la primera jefa de equipo de la historia de la categoría, ya que es de público conocimiento que será la sucesora de Peter Sauber. Hasta aquí, ella lideró el equipo en algunas competencias en ausencia de Peter.

Como cuenta el diario árabe "The National", la definición de "primera mujer en la F1", la hace a Kaltenborn reir y llorar al mismo tiempo. La dirigente, que es casada y madre de dos hijos, dice que nunca tuvo esa intención, aunque ya se está acostumbrando a la frase. "Las cosas simplemente ocurren cuando uno tiene la chance y la aprovecha",comenta.

Antes de 2010, el trabajo más burocrático de Monisha se resumía a administrar las relaciones con la FIA y la Formula One Management (FOM, empresa de Bernie Ecclestone, dueña de los derechos comerciales de la categoría). Como resalta el sitio de Sauber, una vez un antiguo jefe de equipo la confundió con una simple intérprete de Peter, hecho que ella recuerda con buen humor: "Ser subestimada puede ser a veces una ventajapara ser explotada"

A pesar de estar en un deporte dominado por hombres, Kaltenborn asegura nunca haber sido víctima de discriminación. Mucho menos de parte de Ecclestone, que una vez comentó, de acuerdo al diario "The Guardian", que "las mujeres deberían siempre vestir de blanco, como todos los demás aparatos domésticos".

Sobre el tema, la india recuerda que la FIA incentiva la participación de mujeres en el automovilismo, y creó en 2010 la Comisión de Mujeres y el Deporte Motor, con la que colabora. También hizo mención que Ecclestone siempre contrató mujeres para funciones significativas, y no solamente promotoras.

Kaltenborn, que tiene ciudadanía austríaca, retornó a su país natal por primera vez como profesional en 2011, en el debut del GP de India que se realizó en el Circuito Internacional de Buddh, cercano a Nueva Delhi. Ella vive con su familia en Küsnacht, Suiza, apenas a unos 20 minutos de la sede de Sauber en Hinwill, y admite que no habla de manera fluida el hindú porque emigró muy joven para Europa.

Con el primer Gran Premio en la historia de la India, el nombre de Kaltenborn apareció más en los medios, sin embargo, ella mantiene el bajo perfil. Siendo mujer, recuerda una entrevista con la CNN donde era interrogada sobre puntos estratégicos del equipo, pero nunca sobre el desempeño del auto o de los pilotos.

"Pero eso está cambiando ahora", comenta la dirigente, que recientemente elogió al mexicano Sergio Pérez y al japonés Kamui Kobayashi y divulgó que el objetivo de Sauber es terminar quinto en el campeonato de constructores de este año.

Actualmente la escudería ocupa el sexto lugar con 100 puntos y suma tres podios en el año, números récord en la historia del equipo que debutó en la categoría en 1993 (la estadística no considera el período entre 2006 y 2009, cuando se llamaba BMW y era controlada por el fabricante alemán).

Este año, Kaltenborn ya anunció grandes planes para Sauber, que recientemente cerró un acuerdo con el Chelsea, club cuyo escudo está estampado en los autos del equipo. Monisha añadió que luego del segundo lugar de Pérez en el GP de Monza, la primera victoria está muy cerca.

La mujer que soñaba en ser astronauta sólo no sabe decir si el éxito inédito vendrá esta temporada. Quien sabe si llegará en 2013, o cuando ella ya esté al mando, ocupando el lugar de Peter Sauber y haciendo historia una vez más.

Terra