publicidad
27 de mayo de 2012 • 05:34 PM

ACTUALIZA1-AUTOMOVILISMO-Franchitti gana 500 millas Indianápolis

 

INDIANAPOLIS (Reuters) - El piloto escocés Dario Franchitti ganó el domingo por tercera vez las 500 millas de Indianápolis, la tradicional carrera del circuito de monoplazas del automovilismo de Estados Unidos.

Franchitti, que también había triunfado en las ediciones del 2007 y el 2010, trabajó con paciencia su avance en el pelotón tras haber largado desde el decimosexto lugar y batió a sus rivales en un sprint hacia la meta.

El escocés de 39 años se impuso a su compañero en el equipo Chip Ganassi y ganador del evento en el 2008, el neozelandés Scott Dixon, y al brasileño Tony Kanaan, segundo y tercero, respectivamente.

La carrera terminó con bandera amarilla debido a que el japonés Takuma Sato chocó en la última vuelta, mientras disputaba el liderato.

"Esto significa el mundo, es Indianápolis", dijo Franchitti. "En este trofeo hay algo de Dan (Wheldon), eso significa más que cualquier otra cosa", agregó.

Wheldon, uno de los amigos más cercanos de Franchitti, ganó las 500 millas de Indianápolis en circunstancias dramáticas el año pasado, pero luego perdió la vida en la última carrera de la temporada en Las Vegas.

La carrera del domingo fue precedida por un emotivo tributo al popular piloto inglés. Después de la competición, Franchitti abrazó a la viuda de Wheldon, Susie, quien presenció la carrera junto a sus dos hijos.

Su tercera victoria en Brickyard convirtió a Franchitti en el décimo piloto que lo consigue como mínimo esa cantidad de veces.

Solo A. J. Foyt, Al Unser y Rick Mears -con cuatro triunfos cada uno- han tenido más éxito en la carrera más famosa del automovilismo estadounidense, disputada por primera vez en 1911.

Franchitti fue uno de los 10 corredores que lideraron la accidentada carrera del domingo, que tuvo un récord de 35 cambios de líder y ocho advertencias.

Diez de los 33 pilotos que largaron ya no estaban corriendo sobre el final del evento de 200 vueltas en un caluroso día en el que las temperaturas alcanzaron los 32,7 grados Celsius, lo que puso a prueba la resistencia tanto de los competidores como de los autos.

Will Power, líder del campeonato de la categoría IndyCar en la previa de la carrera, y Mike Conway tuvieron que abandonar luego de un espectacular choque en la vuelta número ochenta, mientras que varios otros pilotos abandonaron el notoriamente peligroso circuito de cuatro kilómetros.

Sato, que buscaba convertirse en el primer piloto japonés vencedor en la tradicional prueba, desperdició sus posibilidades cuando intentó pasar a Franchitti por dentro en la primera de las cuatro curvas del último giro.

El asiático se cerró demasiado y perdió el control del auto, antes de golpear contra una de las paredes y producir la aparición de la bandera amarilla, que impidió más sobrepasos y encaminó a Franchitti hacia la victoria.

El veterano brasileño Rubens Barrichello, que llegó a IndyCar esta temporada tras una larga carrera en la Fórmula Uno, finalizó undécimo, logrando la mejor ubicación entre los siete novatos que tuvo la competición este año.

(Editado en español por Damián Pérez)

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.